Ayudar a crecer en esperanza,
centrando la propia vida en Dios

¿Cómo tener reservas de esperanza?
Contagiarnos de la alegría de Dios

Propuesta para trabajar el taller

Cada equipo podrá elegir la mejor manera de trabajar este taller. Esta propuesta servirá de guía para todos los equipos que lo necesiten.

MATERIAL:

  • Folios
  • Bolígrafos.
  • Ordenador, tablet o móvil con conexión a internet o tener descargado todo el material del taller previamente. (hay vídeos)
  • Cartulina
  • Colores
  • Post-it
  • Sobre: Dentro, sin que lo vea el equipo, hay un mensaje que nos va a ayudar a darnos cuenta de que el futuro está en nuestras manos.

1º Repartir roles para el buen funcionamiento del grupo

Permiten un mejor funcionamiento del grupo y fomentan la participación de todas. Se proponen los siguientes roles, pero cada grupo podrá acordar nuevos o distintos en función de sus necesidades.

  • SECRETARIA: Tomará nota de las ideas que surjan (mejor si lo hace en una tablet u ordenador para poderlo compartir con todas)
  • CONTROLADORA DEL TIEMPO: Encargada de gestionar el tiempo de trabajo del grupo.
  • MODERADORA: Da el turno de palabra y se asegura de que todas puedan participar.
  • ENCARGADA DEL MATERIAL: Se encargará de tener preparado el material y distribuirlo a todo el grupo.
  • ANIMADORA: Se encarga de crear un buen ambiente de trabajo, reforzando las aportaciones y cosas bien hechas y anima a celebrar los éxitos del grupo.

2º Leer el mensaje que aparece en el sobre

Primero: Leer el mensaje del sobre:
Segundo: Imaginar de manera individual por un momento lo que sería un mundo sin esperanza.
¿Qué consecuencias tendría? Piensa en la primera consecuencia que se te venga a la cabeza y coméntala en alto al grupo. La moderadora indica el turno de palabra y la secretaria anota las aportaciones del equipo.

3º Motivación

Tenemos el reto de devolver al mundo la ESPERANZA, para ello vamos a comenzar por animarnos con el siguiente vídeo: Tú, nosotros y comienza la revolución

4º Reflexionar

Para lograr desarrollar el reto, ver en parejas los siguientes vídeos, ir anotando las ideas que te inspiren. Al finalizar cada vídeo realizar la siguiente rutina de pensamiento: VEO, PIENSO, ME PREGUNTO (Nos ayudará a reflexionar y hacer visibles nuestros pensamientos para poderlos compartir con el resto del grupo. Cuento lo que he visto en el vídeo, en lo que me he fijado más, digo lo que he pensado sobre ese aspecto o imagen que destaco y hago una reflexión sobre eso al modo: me pregunto qué pasaría si…) Al terminar cada una comenta en 1 minuto con una compañera del grupo lo que ha reflexionado y entre las dos acuerdan aspectos interesantes a compartir con el resto del grupo.

5º Puesta en común de las ideas comentadas en parejas

Cada pareja comenta las ideas más destacadas que ha sacado de los vídeos.

6º Diseñar un plan para devolver al mundo la esperanza

Entre todo el equipo vamos a diseñar un plan para llevar a cabo a la vuelta de la convivencia en nuestro entorno, podemos empezar a realizarlo en la convivencia.

Para desarrollar el plan:

1º. Hacer una lluvia de ideas contestando a la siguiente frase:
¿Qué pasaría si…? y decir algo que se os ocurra que puede potenciar un mundo con esperanza. Las ideas pueden ser todas las que se nos ocurran, por exageradas e imposibles de realizar que parezcan hay que decirlas porque de esta manera saldrán ideas creativas que ya veremos la forma de darles salida. Cada una va anotando las ideas en un post-it que se coloca en el centro de la mesa para que de unas ideas puedan surgir otras nuevas.
SI QUEREMOS RESULTADOS DIFERENTES, TENEMOS QUE HACER COSAS DIFERENTES
(Ejemplo: ¿Qué pasaría si todo el mundo por las mañanas da un mensaje de esperanza a la primera persona que se cruza por la calle?, ¿Qué pasaría si se premia a nivel nacional a la persona que más fomenta la esperanza en su trabajo?… Son ideas un poco locas, pero nos ayudan a ser creativos y descubrir otras maneras de hacer que lleguen a la gente de hoy.)

2º. Con todas estas ideas el grupo desarrolla un plan para impulsar la esperanza en su entorno.
El plan debe ser lo más concreto posible, poniendo acciones que se piensan llevar a la práctica.

Bibliografía